Great prices, great services. Book Now! Reserve Agora!

Monday, June 15, 2009

HOSTEL COLONIAL BUENOS AIRES - UNA NOTA EN EL DIARIO LA NACIÓN, FLASHPACKERS, HELLS ANGELS Y PORQUÉ SOMOS DISTINTOS

Ayer Domingo, en el Suplemento Turismo de La Nación y también en la edición online fué publicada esta nota cuyo contenido no terminé de entender y menos aún de digerir. El autor, Daniel Flores, luego de, al menos a mi entender, una poco feliz estadía en un hostel de Córdoba (no publica nombre) escribe en parte esto:

"Porque ocurre algo curiosamente contradictorio: por un lado, el típico cliente de un hostel es el menos cómodo, más experimentado, explorador, desestructurado, de ese que gusta llamarse viajero en oposición al tradicional (e indeseable) turista. Pero, por otra parte, tiende también a permanecer lo mejor de sus estadas en... ¡el hostel! Sitio que, como se dijo, respeta un protocolo de prestaciones, decoración y ambiente en general que lo vuelve previsible, no importa dónde quede; con las salvedades de siempre, claro.
Más allá de eventuales motivaciones económicas, el animal de hostel acostumbra dormir, cocinar y comer, jugar al metegol, chatear y, sobre todo, socializar día y noche, sin traspasar excesivamente las puertas de su ocasional morada ni empaparse más de la cuenta de color local.
Al fin y al cabo, todo hostel es una isla. O un territorio neutral, como una embajada, que funciona con su propia lógica y que es un viaje en sí. Al submundo hostel. "

En fin, aclaremos un poco y salgamos del arquetípico cliché de esta nota: viajero experimentado, explorador, desestructurado, nada más alejado y sobre todo en Argentina, donde este sistema de alojamiento está en etapa de lactancia aún y sobre todo teniendo en cuenta que los "indeseables turistas" (esos que mantienen en funcionamiento el negocio) que se alojan en un hostel, en su mayoría lo hacen por primera vez y vienen con valijas en lugar de mochilas (horror!!!).

Es complejo, sobre todo para los que eligen Buenos Aires, desarrollar su espíritu explorador, con un buen mapa y ganas, es muy simple desentrañar el entramado de una gran urbe.

Se socializa y mucho, es cierto, pero por mi experiencia (he recorrido, afortunadamente más de 50 países y triplicado la cantidad de ciudades, alojándome en hostels con confortables habitaciones para 60 personas, fué así en Alemania, justamente donde se creó el sistema de hostelling y en hoteles de 4 y 5 estrellas) y les puedo asegurar que durante el día hay más gente en los hoteles (si son resorts de playa, ni hablar) que en un hostel, con lo cual son alojamientos totalmente previsibles y no está mal que lo sean, para sorpresas, un viaje iniciático a Disney o al hotel de hielo en Finlandia estarían mejor.

Un hostel es una isla, sí claro, al igual que un restaurant (creo que administrar 4 establecimientos de este tipo me autoriza a escribirlo) y supongo que también un diario, una boutique, una radio, un cabaret y hasta un hotel, no? Eso es lo que permite construir la identidad de cada lugar.

Animal de hostel en el submundo hostel: Si hay algo que no existe es la tipificación en aquellos que eligen un hostel en este tiempo, heterodoxia total, sin ir más lejos durante este fin de semana en Hostel Colonial, tuvimos alojados a un grupo de chicas brasileras que vinieron a Buenos Aires por compras, en su mayoría de artículos de alta gama, una pareja de uruguayos que no tenían dinero para pagar un hotel, un francés y 3 españolas, (escasean los europeos, por la crisis y porque no es temporada de viajes) y un numeroso grupo de flashpackers (gente que supera los 40 ó 50 años y que utiliza hostels con prestaciones superiores, como ser habitaciones con baño privado y TV), pertenecientes al Hells Angels Bohemia MC, señores completamente alejados de aquella imagen de desmadre que inmortalizaron como seguridad privada de los Rolling Stones en el recital de 1969 en el autódromo de Altamont (pueden verlo en la película "Gimme Shelter"), caos en el que apuñalaron a un hombre de nombre Meredith Hunter y que las cámaras registraron. Nada que ver con esa historia. Grupos diversos que se integran, en un ámbito ameno, sin la marginalidad implícita en un submundo.

En fin, si alguna vez hay algún periodista con ganas de escribir algo enriquecedor para un hostel o para aquellos que decidan contratar los servicios de uno, o para aquellos que ya tienen o piensan explotar un negocio de estas características, les cuento una historia distinta, una estrategia, en tiempo real, sin manual, puede que les resulte muy interesante.

A fines de 2005 Hostel Colonial abrió su primer blog cuyo fin no era convertirse en un collage de la vida en el hostel, sino mas bien en una poderosa herramienta de comunicación y por qué no de comercialización cuyo eje temático no sólo se sustentara en la propuesta del hostel, también haría lo propio para difundir a la ciudad de Buenos Aires como un gran destino turístico, utilizando todos los recursos que fuese posible, además de una fuerte presencia en redes sociales.
El blog de Hostel Colonial, este blog, ya pasados los 3 años de trabajo, es la materialización de esa idea original, a la que se han sumado el blog en Clarín y el blog en Wordpress (hostelblog(dot)com(dot)ar), como para no dejar espacio en la Web 2.0 sin explorar.


892 posts publicados en Español, Inglés, Portugués y Francés (hay también algunos en Hebreo y Sueco).
Cientos de fotos y videos.

Herramientas 2.0

Herramentas SEO de geoposicionamiento

Tráfico

Posicionamiento

Como dije anteriormente, intenso trabajo en redes sociales (marketing viral, segmentación geográfica y la posibilidad de materializar online mi afición por la fotografía).
Aquí cito algunas de esas redes:

Twitter
El hostel #1 en el mundo en utilizar Twitter, fué casualmente Hostel Colonial.
Jaiku

Facebook

MyBlogLog

Orkut

Tumblr
Aquí publico un 95% imágenes, propias y de otros autores, este Tumblelog es Top #3 en Argentina y Top #500 en el mundo.
Turismo 2.0 esta red fue creada en 2007 por el Sr. Albert Barra, reconocido consultor español del sector.


Algunos hitos en la historia del blog y también de Hostel Colonial:

En 2007 se instrumentó una campaña de marketing que consistió en la creación de un blog cuyo objetivo era obtener votos en un blog contest, (para lo cual se instrumentó una campaña en Twitter (cuando Twitter aún no tenía el poder de red actual): Blogger´s Choice Awards , fué así que se originó ese personaje llamado @YoanaconYe y el resultado, más que satisfactorio, ya que obtuvimos el # 1 en la categoría Best Travel Blog, lo mismo sucedió en 2008 y en el certamen 2009 estamos aquí.

Actualmente ese blog de humor ha tomado vida y público propios, al punto que tiene sus seguidores en Twitter y en su Tumblelog.

Destacados blogs citaron nuestro trabajo e invitaron a escribir en ellos y nos dieron un espacio en el mundo del turismo virtual o Travel 2.0, aumentando sin haberlo planeado el tráfico en la relegada web oficial.

A principios de 2008 se creó una revista apócrifa (como esos comerciales que se realizan para obtener un premio Clío) cuyo fin fue generar interés y tráfico a través de los más de 2500 contactos en redes sociales y fué un suceso.
Fué también por esa época, que el blog fué incluido en el Top 100 de la T-LIST, una lista de blogs relacionados al turismo y cabe destacar que es a la fecha el único blog de un hostel en la misma.

En 2009, fuimos finalistas (#3) en los Lonely Planet Travel Bloggers Awards.

El esfuerzo y trabajo es mucho, dadas las características de nuestro emprendimiento, cada proyecto es una inversión en tiempo e ideas, intentando superar la media del sistema.
Lograr un espacio tan destacado, considerando que se abren 25.000 o más blogs por día en el mundo, tener un ámbito virtual respetado y sobre todo generar interés en un blog de nicho (la temática central es la ciudad de Buenos Aires y temas relacionados a los backpackers) es un verdadero éxito para compartir en Internet y en el mundo real, cada vez que alguien toca timbre y traspasa la puerta de Hostel Colonial.

Contact mail:

jorge@hostelcolonial.com.ar

info@hostelcolonial.com.ar

Gracias

Jorge Ferrari


No comments: